Secularidad y katejon

… [René] Girard, aun compartiendo muchas de las premisas teóricas de [Gianni] Vattimo, pone entre paréntesis aquella “confianza” del filósofo italiano en un camino linealmente “progresivo” de la historia de la revelación, y abre paso a la duda respecto de posibles convulsiones históricas presentes y futuras que no vacila en nombrar como tragedia; prefiere confiarse, con ello, a la palabra “apocalíptica”, que se propone al hombre contemporáneo en su doble significado: apocalipsis como revelación y como despliegue de la violencia.

La revelación del mensaje cristiano, un mensaje que rompe las barreras impuestas por lo sagrado natural, puede conducir al hombre a la salvación de la paz de Dios, pero puede privarlo también de las protecciones sagradas que fueron erigidas para preservarlo de su propia violencia. El cristianismo es creativamente liberador, aunque en esta liberación hay lugar para una creatividad negativa, diabólica y destructiva.

Si el mecanismo sacrificial ya no puede funcionar al revelarse su absoluta injusticia y arbitrariedad, la sociedad moderna se encuentra en una nueva fase experimental, en la que la historia se convierte en un laboratorio para hallar nuevos mecanismos de equilibrio y estabilidad. El hombre de hoy se sirve, por lo tanto, de estructuras de “contención” que -basándose en formas de trascendencia secularizada, tales como la ideología del estado democrático, la tecnología, el capitalismo avanzado, la espectacularización mass media o la mercantilización de las relaciones individuales- logran retardar el acontecimiento apocalíptico. De ahí la necesidad de no acelerar la disolución del denominado katechon, esto es, de las estructuras que frenan momentáneamente la violencia humana, incluidas las estructuras políticas y eclesiales. Sin embargo, Vattimo rechaza cualquier perspectiva apocalíptica al respecto y prevé más bien una progresiva liberación, mediante la gracia de Dios, de la necesidad de límites de todo tipo, prescindiendo de su utilidad “catequética”.

El contencioso que se manifiesta entre Vattimo y Girard, además de metodológico y lingüístico es, en sentido lato, de naturaleza “política”…  El “progresista” Vattimo intenta arrastrar al “conservador” Girard a su propio terreno. Vattimo pide a Girard que acepte todas las premisas implícitas en su razonamiento sobre el cristianismo como religión de la revelación del fundamento persecutorio, “victimario” de la cultura humana y, por lo tanto, como religión que desestructura desde el interior todas las religiones naturales, desconstruyendo además todas las estructuras rígidas impuestas por la historia: aparatos estatales o eclesiásticos, las nociones autoritarias de verdad y de naturaleza, etcétera.
Naturalmente, en las palabras de Vattimo se produce una batalla no sólo filosófica sino también existencial, en el sentido de que su trayectoria personal se impone como un intento de conciliar la tradición católica de la que él proviene y con la que se siente en deuda cultural y moral, con el proyecto de emancipación política al que desde hace tiempo dedica parte de su actividad: una batalla que tiene como uno de sus núcleos principales la lucha a favor de la diferencia sexual y que, precisamente, encuentra uno de sus mayores obstáculos las resistencias de la Iglesia en temas como el ejercicio de la sexualidad -de los que, según Vattimo, no debería ocuparse en absoluto.Sobre estos puntos Girard no se pronuncia o, mejor dicho, como buen católico, acepta el magisterio de la Iglesia.

En lo que concierne a la historia de la Iglesia y de su papel en la época postmoderna (o “postsecular” como diría Habermas), también puede suceder que ésta esté avanzando efectivamente en la dirección “debilista” auspiciada por Vattimo, pero sin duda Girard no piensa en una suerte de “eutanasia” instantánea del aparato eclesial apenas éste llegue a darse cuenta de que el verdadero destino de la cristiandad reside en su “extinción”. Desde una perspectiva asimismo histórica, Girard considera que una Iglesia más “débil”, menos estructurada o jerárquica, no protege en absoluto a las sociedades de derivas violentas, sino más bien lo contrario. Las escisiones protestantes, con aparatos eclesiásticos más “ligeros” y “secularizados”, con una relación hermenéuticamente más “madura” con el texto bíblico, han elaborado a menudo teologías más duras y menos caritativas, así como visiones más radicales sobre lo que debía ser el espíritu del cristianismo. Las escisiones se producen a menudo en nombre de una verdad más pura, ya no atenuada. El contexto cultural más representativo de una deriva individualista y privatista de lo religioso -Estados Unidos, donde las iglesias y sectas alcanzan un número astronómico- no ha producido una sociedad internamente menos violenta, ni más pacificada que la europea, “asediada” por el catolicismo.

Del libro “Verdad o fe débil” (René Girard, Gianni Vattimo), introducción por Pierpaolo Antonello (se puede leer completa aquí); muy interesante por varios motivos. En lo de la historia como laboratorio y su interpretación de “la ideología del estado democrático”, por caso, encuentro un eco (débil, sí) de algunas ideas que me rondan y que en parte traté de expresar con lo de los fads… Ampliaremos, tal vez.

Las visiones de la tía

… Mi padre tenía un doble, un doble femenino, un doble muerto, un doble fantasma. Porque, además de ser una santa, mi tía era un doble de mi padre, a quien se parecía como una gemela. Doble omnipresente, como sólo puede serlo un fantasma que ya no tiene otra cosa que hacer.  Que ya no milita, ni da clases, ni va a hacer la guerra a España, ni tiene extraños encuentros con Cristo; y que, sin embargo, hace todo eso todo el tiempo, sin descanso, mucho mejor de como lo hacen los vivos.simone

Un doble aterrador para mí, por parecérseme tanto. Yo me parecía al doble de mi padre…

Ese doble femenino me hablaba a través de la voz de mi padre. André imitaba a veces a Simone. No necesitaba forzarse, le salía de manera natural esa sonrisita de través que yo veía en la Simone de las fotos. Esa sonrisa a la vez irónica y orgullosa que tiene en las fotos de España, por ejemplo…  André tenía la misma manera de hablar, algo lenta y monocorde pero insistente, tan a menudo evocada por quienes conocieron a Simone.

—¿Sabes qué te habría dicho mi hermana? —preguntaba— Te habría dicho…

Un día me sucedió que, tras haber leído ciertas páginas de los cuadernos de mi tía, le dije a mi padre que me daba la impresión de que había tenido grandes momentos de tristeza. Me respondió con aspereza:

—¿Qué dices? ¡Siempre fue muy alegre!

En una ocasión, una sola, hacia mis quince años, me rebelé. Estábamos comiendo. Ya no recuerdo de qué hablábamos. Firme, sin duda, en mis muy recientes convicciones volterianas, declaré perentoriamente que no entendía cómo Simone había consagrado tanta energía a pamplinas. La respuesta de André —yo hablaba por hablar, mientras que Simone…— me humilló. El caso es que grité a mi padre:

¡Tu hermana estaba loca! ¡Tenía visiones!

Al instante me sentí asustada de mis propias palabras. Pero André ya había abandonado la mesa sin pronunciar una palabra.

De “En casa de los Weil (Chez les Weil)” de Sylvie Weil.  Se trata de la sobrina de Simone, aquella que ella insistió en hacer bautizar… Esa pequeña escena  —ese exabrupto— es, para mí, lo único memorable del libro. ¿Es poco? Tal vez.

Las opiniones del tío

Hojeo libros, al azar de los estantes de una biblioteca pública – placer antiguo y siempre nuevo. Entre ellos “Antes del fin“, de Sábato. Pobre Sábato, lo he admirado demasiado, cuando adolescente, y después lo he despreciado demasiado. A pesar de su pomposidad y su pesadez, hoy lo respeto.Poco encuentro en este libro que me interese (algunos datos biográficos), pocas que me irriten (sus … [ver más]

Poesía

Tendencia a difundir el mal hacia afuera: también la tengo. Los seres y las cosas no me son suficientemente sagrados. ¡Ojalá no ensuciara yo nada, aunque estuviera toda convertida en fango! No manchar nada, ni aun en mi pensamiento. Ni siquiera en mis peores momentos destruiría una estatua griega o un fresco de Giotto. ¿Por qué, pues, otra cosa? ¿Por … [ver más]

Entusiasmos comunes (fads)

fad: (noun) an intense and widely shared enthusiasm for something, especially one that is short-lived[the book] helped me realize that I wasn’t mistaken or missing something because I thought J2EE was more difficult than it was worth. […] it was a relief to see my concerns more eloquently articulated… [it] influenced me personally and influenced an entire community. [ref]No suelo … [ver más]

De egoísmos juveniles

Llueve… bueno, llovía cuando empecé a pensar esto. A mí la lluvia siempre me recuerda aquella poesía de Machado: …¡Llueve, llueve; tu neblina que se torne en aguanieve, y otra vez en agua fina! ¡Llueve, Señor, llueve, llueve! […] Señor, ¿no es tu lluvia ley, en los campos que ara el buey, y en los palacios del rey? ¡Oh, agua buena, … [ver más]

Los buenos de la película

A propósito de una de las varias películas recomendables que vi estos días: Tokyo Story (Tokyo monogatari – “Cuento(s) de Tokio” – creo que el plural es injustificado), Japón, 1953. Todo un clásico, de un director muy respetado y querido, y que yo acabo de conocer: Yasujiro Ozu. Un par de críticas: en inglés y español. [para bajar: hash] Resumo: un matrimonio de edad, … [ver más]

Hablamos de salamandras

El pobre Gussie Fink-Nottle tenía serios problemas para declararle su amor a Madeleine Basset. Era un tipo tímido, retraído (un nerd, diríamos hoy), que vivía solo en el campo, dedicado apasionadamente a su hobby de criar salamandras. Su amigo Bertie Wooster lo ayudó con consejos, y preparó (¡no sin sofocones!) el terreno. Pero el resultado de la entrevista que se … [ver más]

Vindicación de lo convencional (2)

You look at trees and label them just so,(for trees are “trees”, and growing is “to grow”)…Yet trees are not “trees”, until so named and seen –and never were so named, till those had beenwho speech’s involuted breath unfurled… J. R. R. Tolkien   “Eso es mera convención”, suele decirse. Que en el semáforo el color rojo signifique detenerse, que … [ver más]

Vindicación de lo convencional

Cuando Hellen Keller descubrió de qué se trataba el lenguaje humano… Un momento. ¿Todo el mundo sabe de qué estoy hablando, todos conocen la historia? Paréntesis – puesta en tema. Hoy, 3 de marzo, se cumplen 128 años desde el día que Anne Sullivan llegó a casa de los Keller, en Alabama, para tratar de sacar a Helen de su tremendo … [ver más]

Imaginación y humanismo (2)

Lo que Unamuno echa en falta en los tales “sectarios y dogmáticos” es imaginación y sentido humano. Quizás resulte menos comprensible lo segundo que lo primero. En tal caso, también habrá quedado oscura mi referencia al “humanismo” en el título. Amplío. Uso la palabra humanismo en su sentido clásico, el que se suele asociar especialmente con el Renacimiento. La actitud … [ver más]

Imaginación y humanismo

… Ya sé que apenas lograrás convencer a nadie… como apenas lo he logrado yo. Una de las mayores desgracias que pesa sobre el común de los pobres mortales, es su falta de imaginación, y carecen más de ella los que más presumen de tenerla, confundiéndola lastimosamente con cierta memoria que nos trae a las mientes las imágenes que por … [ver más]

Aire

—… No supondrás ¿verdad? que todas tus aventuras y escapadas fueron producto del azar, y sólo para beneficio tuyo. Te considero una excelente persona, señor Bolsón, y te aprecio mucho; pero, después de todo, ¡eres sólo un pequeño individuo en un mundo enorme! —¡Gracias al cielo! -dijo Bilbo riendo, y le pasó el pote de tabaco. Tolkien – El hobbit … [ver más]

Esperando la erupción

«… al final, elegí el mundo, en lugar de mi familia…», dice Koichi a su hermano menor; y renuncia al sueño de lograr la reunión de sus padres separados. Y, a pesar de las apariencias (la frase en sí, y la melancolía con que la dice)… está bien. Se ve que hace bien.  Se ve, sobre todo, con el volcán de fondo. Otra película … [ver más]

Deshinchar a Castellani (13)

… yo no soy semita ni antisemita, antes bien estoy en contra de los semitas y en contra de los antisemitas; o por mejor decir, ellos están en contra mía. Eso no quita que yo vea con toda claridad que esta pregunta práctica: “¿Está bien que un judío enseñe a los argentinos Etica, Metafísica o Historia?”, tiene una respuesta si … [ver más]

La buena prensa

Cuando llegué a esta Salamanca en 1891, a mis veintisiete años de edad, ardían en toda España las disensiones en el seno de aquellas derechas antiliberales. El liberalismo, aquel liberalismo que el presbítero Sardá y Salvany, en un librito -el “áureo libro” lo llamaban- por entonces famosísimo, declaró que era pecado, y ser liberal, peor que ser ladrón, adúltero o … [ver más]

Otra de Borges

Leo en un blog que «Borges decía que con el tiempo uno aprende a plantar su propio jardín y decorar su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores». Adivino que semejante frase no puede ser suya, que es una atribución falsa – como la de “Instantes“, y tantas otras. Busco, y compruebo que así es.Y … [ver más]

Películas con niños

Generalmente no me gustan los niños como protagonistas de las películas, pero hay excepciones. Van algunas.   Una nueva vida (Yeo-haeng-ja, Corea-Francia, 2009). Sencilla, buen gusto – y buen regusto. Crítica. Se la puede ver entera en Youtube: So-won (“Wish” o “Hope” en inglés, “Deseo” o “Esperanza” en español; Corea, 2013). Más sentimental y también mucho más cruda que la … [ver más]

Castellani en revistas

Sólo a modo de coleccionista-exhibicionista, y porque creo que no se encuentran en Internet, algunas referencias a Castellani de unas revistas que tengo: 1. “El gato negro”, revista argentina de narrativa policial y de misterio, dedicó el número 7 (diciembre de 1996) a Castellani: una nota de Juan José Delaney sobre el cura como escritor de ficción, y una bibliografía … [ver más]

Intelectualismo

No recuerdo cómo lleguer a leer, por arriba, un ensayo [pdf] de un autor ignoto que, en nombre de la tradición católica, denuncia a Newman como un liberal de ortodoxia dudosa, precursor del modernismo y el CV2 (y etc, etc, etc). Previsiblemente, prefiere a Manning; y da por justos todos los palos que este y otros católicos “ultramontanos” poderosos, en … [ver más]

Dos observaciones sin moralejas

Cuando uno ha cambiado un cuerito de la canilla, cuando sabe cómo funciona todo -y qué precario es todo- aprende a ser delicado, a cerrar la canilla haciendo la mínima presión necesaria. Los que no lo saben, los meros usuarios que sólo han advertido que una presión extra a veces sirve para detener una pérdida, bien pueden llegar creer que … [ver más]

Ortodoxia y seguridad

Extractos de un par de cartas que Henri de Lubac recibió alrededor de 1965 – de “Memoria en torno a mis escritos”. El remitente… podría ser una adivinanza (un poquito más difícil si nos limitamos al primer párrafo) – pero eso no es lo que importa. … El R. P. Carlo Boyer, antes de dar comienzo al último Congreso Tomista (en … [ver más]

No todos los tiempos son iguales

A propósito de judíos, pero más a propósito de sínodos, doctrinas y gradualismos, un texto del rabino Abraham J. Heschel que leí ayer nomás: … El concepto de la unidad del pueblo es importante para nosotros. Pero este pensamiento abstracto no es suficiente para nutrir nuestras vidas. La unidad se convierte en realidad sólo cuando se traduce en una forma … [ver más]

Deshinchar a Castellani (12)

Ya que en la entrega anterior, a propósito del antisemitismo, menté las tragaderas asombrosas (en un intelectual) de Castellani para consumir cierta literatura… “crank”, vamos ahora ahora con un texto aún más irrelevante -y quizás también más bochornoso: Hoy he estado todo el día encorvado sobre el enorme libro de Davidson y Aldersmith “The Great Pyramid: its divine Message”, porque … [ver más]

Deshinchar a Castellani (11)

One prefers, of course, on all occasions to be stainless and above reproach; but, failing that, the next best thing is unquestionably to have got rid of the body. (PGW) Basta de citas, dije. Pero si del (presunto, si quieren) antisemitismo de Castellani se trata, hay que tocar otros rasgos asociados a esa tendencia política -por decirlo de alguna manera. Muy por … [ver más]