Sueltos

La herida de Paris (canción de Spinetta) seguramente alude, en el título y la letra, no a la ciudad de París, sino a Paris, el de la guerra de Troya. Me percaté de esto —me hicieron percatar— no hace mucho. Lo que es decir: tardísimo.

Y resulta que La herida de Paris es también un blog, y no está mal. Por ejemplo, este elogio de la tostadora y esta evocación del (colectivo) 33.

Otra cosa en la que reparé bastante tarde (aunque acá puede venir bien) es esta canción folklórica (bailecito?) de Polo Giménez: Viejo corazón. Linda letra, sin pretensiones; siempre me gustaron esas simetrías…

«Viejo corazón», por Verónica Peyronel

Puesto que mentábamos la guerra de Troya, vaya un poema sobre la Ilíada (recitación del autor incluida) por un finado joven poeta español que yo no conocía —al final, me está pareciendo que hay unas cuantas cosas que no conozco.

Vaya un saludo, lleno de envidia, a los dibujantes, caricaturistas e historietistas (si existe tal cosa) en su día. No forma parte de los ritos de este blog, lo de mandar saludos y recordar semejantes fechas. Pero, puesto que uno me hizo acordar, por esta vez, pase.

Ya que estamos con artistas, dejo a los improbables interesados un video (ojo: torrent – hd-rip – 4Gb) de un documental sobre Oga Kazuo, que es el artista que pintó los fondos de buena parte de las películas de Ghibli (Totoro y Omohide Poro entre otras). En uno de los cortos se lo ve pintando un paisaje —puede pispear acá.

Pasando del arte plástico al musical, pero quedándonos un ratito más en territorio Ghibli (ya me voy, ya me voy): estaba mirando (“sacando”) la introducción de “Country Road” que toca el violinista en la memorable escena de “Susurro del corazón” (Whisper of the heart). Y me di cuenta de que, si en la película la chica identifica inmediatamente la canción, a mí me cuesta mucho distinguir la melodía original entre los firuletes que hace el violín.

Esto me muestra, una vez más, que mi aptitud musical (“audiation” lo llaman en inglés) está muy por debajo de la media. Lo veo también en lo que me cuesta aprender esas melodías sencillas de los salmos responsoriales en la misa (generalmente termino aprendiéndola a la última repetición). Y, digan lo que quieran los divulgadores científicos sobre las supuestas conexiones de música y matemática (recuerdo ahora «Godel, Escher y Bach», uno de esos prestigiosos libros que yo no puedo tragar), yo creo que esas conexiones son accidentales e impertinentes. Más bien creería que entre la aptitud matemática y la aptitud musical hay una correlación negativa. Pero es verdad que mi encuesta de medición no es muy amplia que digamos. Pueden ustedes aportar resultados… y escribimos un paper. (Ya hay, claro. Pero no pasan de correlación nula, los cobardes).

Hablando de músicas de misa: algunas páginas con recursos sobre música gregoriana, cantos litúrgicos, salmodias, etc. Cosas en las que me encantaría zambullirme. Quizás algún día…

http://www.transitofvenus.nl/LiturgiaHorarum/
http://musicasacra.com/2008/08/15/ordo-cantus-officii-1983/
http://www.sanctamissa.org/en/music/gregorian-chant/choir/antiphonale.html
http://www.scribd.com/doc/24597593/taize-taize
http://www.scribd.com/people/documents/20874692-musicareligiosa

Y una agenda de conciertos de música clásica en Buenos Aires.

Adhiero.

Un reportaje de la BBC a P. G. Wodehouse , en 1958.

Hace muuucho, por aquí (todavía uno linkeaba a páginas de Geocities!) mencioné los versos infantiles con moraleja de Hilaire Belloc. El tiempo ha pasado, algunos gustos han cambiado, pero ese no; y ahora tenemos a Youtube. Vayan cuatro muestras, de entre muchas: uno, dos, tres, cuatro.

Estoy releyendo un librito sobre Newman («Aproximación a Newman», Fernando M Cavaller, UCA – está muy bien) y reencontré esa llamada a los laicos que citó B16 en la homilía de beatificación. Y ya otros muchos la han citado; pero dudo que se la pueda citar demasiado.

Quiero un laicado que no sea arrogante ni imprudente a la hora de hablar, ni aficionado a las discusiones, sino hombres que conozcan bien su religión, que profundicen en ella, que sepan bien dónde están, que sepan qué tienen y qué no tienen, que conozcan tan bien su credo que puedan dar razón de él, que conozcan tan bien la historia que puedan defenderla…

Beato J. H. Newman – La Posición Actual de los Católicos en Inglaterra, IX, 390 (1851)

Deja un comentario

Para comentar en el blog hay que autenticarse con cuenta de Google (Gmail), Twitter, Facebook, Windows Live (Hotmail) (o Disqus, o wordpress.com). También recibo comentarios por mail, a hjg.com.ar@gmail.com.